ICCF

CUB/CapablancaB, Torneo Internacional Capablanca IM - Group B

TD Martello, Juan Alberto (IA)
Category 71234567891011GMSIMIMCCMCCEScoreWinsSBRGPlace
1CUB690587 Fernández Martínez, Juan Carlos2396½0½½1½½½1176327.2501
2CUB690450CCMMarrero Rodríguez, Alexis2411½½½½½½½.1175.5225.7512
3GER84838GMKeuter, Klaus24321½½½½½½½½½75.5127.2503
4CUB690271CCMde la Rosa Solórzano, José Guillermo2344½½½½½½½1½½75.5126.2504
5RUS140583IMShulman, Boris Yakovlevich2440½½½½½½½½½175.5125.7505
6ARG20709IMDomancich, Ezequiel Martín24310½½½½½½1E½½75123.506
7CUB690537 Pérez Rodríguez, Rubén2385½½½½½½½½½½75024.507
8ITA240894SIMRuggeri Laderchi, Giorgio2438½½½½½½½½½½75024.507
9CUB690431 González Cubertier, José M.2353½.½0½0E½½½174118.519
10POL421567IMMirkowski, Piotr240800½½½½½½½½74019.25010
11USA510545SIMKnudsen, John C.242500½½0½½½0½73015011

XE = exceeded time limit
Latest results from 9/16/2019 are displayed in red.

Not yet started: 0, Ongoing: 1, Adjudication pending: 0, Finished: 54

José Raúl Capablanca (1888-1942)
José Raúl Capablanca y Graupera nació en La Habana el 19 de noviembre de 1888 y murió en Nueva York el 8 de marzo de 1942. Cuando nació faltaban aún diez años para que Cuba se independizase de España. Su padre era militar español, de buena educación, culto y aficionado al ajedrez. La Habana era entonces, junto con Nueva York y Nueva Orleans, el mayor centro ajedrecístico de América.
En Nueva York Capablanca se hizo socio del club Manhattan Chess, donde llamó la atención por la fuerza de su juego. En 1906, con 18 años, ganó un torneo de partidas rápidas con 32 jugadores entre los que se encontraba Lasker. Lasker quedó muy impresionado por la precisión de su juego. En 1908 realizó una gira por todo el país dando simultáneas y jugando a la ciega. El nombre de Capablanca estaba en boca de todos los aficionados del país y en 1909 se concertó un encuentro entre la joven estrella y Marshall, a la sazón campeón estadounidense. El resultado fue un escándalo ya que Marshall cayó derrotado por 8 a 1 y 14 tablas. Gracias a este resultado Capablanca decidió dejar los estudios y dedicarse profesionalmente al ajedrez.
Su triunfo en San Sebastián bastó para que el mundo del ajedrez le considerase el más serio aspirante al trono de Lasker, y de hecho le desafió inmediatamente. Pero Lasker evitó un encuentro que no se celebró hasta diez años después, en 1921.
Ciudad: La Habana (Cuba)
Contrincantes: Lasker contra Capablanca
Resultado: 5 - 9
Campeón: José Raúl Capablanca (4 ganadas, 0 perdidas, 10 tablas)
Capablanca fue campeón del mundo entre 1921 y 1927, pero en ese período no defendió el título nunca, y jugó muy pocos torneos: Londres 1922, Nueva York 1924 (que ganó Lasker y Capablanca perdió su racha de imbatibilidad ante Reti), Moscú 1925 (en que el se hubo de conformar con la tercera plaza), Lake Hopatcong 1926 y Nueva York 1927, en el que ganó a Aliojin. Capablanca se consideraba invencible, particularmente ante Aliojin, contra el que nunca había perdido en sus doce encuentros anteriores al campeonato mundial.
Nadie creía seriamente que hubiese ajedrecista en el mundo que pudiese ganar a Capablanca, pero para determinar un aspirante se organizó el torneo de Nueva York de 1927. El ganador de este torneo sería el aspirante, y si lo ganaba Capablanca el segundo. Capablanca ganó este torneo de manera espectacular (+8 -0 =12) y el segundo quedó Aliojin.
Año: 1927
Ciudad: Buenos Aires (Argentina)
Contrincantes: Capablanca contra Aliojin
Resultado: 18,5 - 15,5
Campeón: Aliojin (6 ganadas, 3 perdidas, 25 tablas)
Capablanca trató de lograr un encuentro de revancha, pero Aliojin siempre se lo negó. Siguió jugando un altísimo ajedrez, aunque ahora el mundillo ajedrecístico se atrevía a criticarlo. Entre 1927 y 1936 jugó 14 torneos de los que ganó siete y quedó segundo en cinco, pero ya no era un mito. En 1928 comenzó a tener problemas de salud (hipertensión) y a decaer físicamente. En 1934 se casó, por segunda vez, con Olga Clark. Vivía entre Cuba y Nueva York. Cuando todo el mundo le consideraba acabado volvió a surgir con su genio más espectacular.
En el torneo de Moscú de 1936 jugaban toda una generación de nuevos ajedrecistas; los Botvínnik, Flohr, Kan, Lílienthal, Eliskases, etc. Lasker y Capablanca fueron invitados para dar lustre al encuentro, pero nadie confiaba en sus posibilidades. Capablanca ganó ese torneo de forma brillante, con ocho victorias, diez tablas y sin derrotas. Además, ganó a Lasker y a Botvínnik. Ese mismo año jugó el torneo de Nottingham, y lo ganó por delante de Euwe (a la sazón campeón mundial), Lasker, Aliojin (al que ganó su partida), Sammy, Reshevsky, Vídmar, Tartákover, y empatado con Botvínnik. Ganó siete partidas, empató seis y sólo perdió contra Flohr. Pero sus problemas de salud le pasarían factura. En 1938 en el tornero de la AVRO quedó penúltimo, y en la olimpiada de 1939 de Buenos Aires, en la que defendió el primer tablero de Cuba, gano la medalla de oro en su tablero, fue el último destello de su grandeza.
Con el estallido de la segunda guerra mundial la actividad ajedrecística se redujo, y ya no volvió a jugar ningún torneo. El 7 de marzo de 1942, mientras analizaba en el Manhattan Chess Club le dio un ataque al corazón y murió al día siguiente en el hospital Monte Sinaí de Nueva York, donde un año antes había muerte Lasker.
Capablanca tenía una capacidad increíble para simplificar la posición y dejar en el tablero sólo las piezas que conformaban su ventaja. Dio una importancia excepcional a los elementos dinámicos de la posición, cuando todos los demás se centraban en los estáticos. Entendía como nadie cuáles eran los elementos dinámicos y cuál era la importancia de la armonía entre las piezas. Para todo esto la iniciativa era un factor fundamental. Afirmó, para escándalo de muchos, que la defensa se debía hacer sin temores y con las mínimas piezas posibles. Sin embargo, Capablanca nunca fue un teórico del ajedrez, sus principios los descubría en sus partidas. Aunque escribió algunos libros que siguen siendo referencia fundamental en el ajedrez, como: «Fundamentos del ajedrez». Esta sencillez, que obedece a ideas claras y apuntan a los más profundo de la posición es fruto no de la indolencia sino del trabajo profundo y la difícil sencillez. En toda su carrera ajedrecística Capablanca perdió 34 partidas oficiales.
Muchos consideran a Capablanca el mayor genio del ajedrez de la historia, y no les falta razón, a pesar de que en sus partidas no abundan las combinaciones espectaculares. Sin embargo, todas ellas son un modelo de equilibrio, sencillez y elegancia, y para la mentalidad clásica ese es el modelo de belleza. Su teoría de la simplificación «hay que eliminar la hojarasca del tablero» hace que sus partidas puedan ser entendidas por todos, y daban una falsa sensación de facilidad he indolencia. La comparación con Mózart es ya un lugar común. A ello ayuda el haber sido ambos niños prodigio, genios en estado puro, el gusto por la sencillez y la claridad en sus obras, y una cultivada pose de seductor, dedicación a los placeres de la vida, y hasta de vividor. Esa sensación de facilidad oculta un trabajo muy duro y sacrificado, que muchos de los que les admiran son incapaces de ver.

CCE norm achieved by: González Cubertier, José M.; Pérez Rodríguez, Rubén; Fernández Martínez, Juan Carlos
CCM norm achieved by: Pérez Rodríguez, Rubén; Fernández Martínez, Juan Carlos
IM norm achieved by: de la Rosa Solórzano, José Guillermo; Marrero Rodríguez, Alexis; Fernández Martínez, Juan Carlos

This is a server event.
The start date was 4/15/2018.
There is no end date.
ICCF standard time control 10 moves in 50 days with duplication after 20 days is used.
If a player exceeds allowed thinking time in any way, the player will automatically be scored with a loss. Under some circumstances all of the player’s games will subsequently be cancelled (if not already rated).
45 days of leave per year are available to each player.
There is no special leave in this event.
Linear conditionals can be entered.
This tournament allows claims based on the six piece tablebase. The 50-moves-rule is not applied in positions with seven or fewer pieces.
Draw offers are essentially restricted to one offer per player per game (called the Code of Conduct draw rule). See 2017 Playing Rules-Server 2d and/or TD Manual-Server 11.3.3 for details.
Ties are broken by the Baumbach tie breaking rule.
If needed, adjudicators will be selected by the server.
Other participants can see the games only when they are finished, and at least 10 games are finished in the event.
The public can see the games only when they are finished, and at least 10 games are finished in the event.
This event is organized by Salcedo Mederos, Pablo.

Log in
ICCF ID
Password

Forgot password

New Player